¿Te ha gustado? ¿Lo compartes?

Nos podemos remontar a los griegos y seguir hasta nuestros actuales maestros y pedagogos para ver que la finalidad educativa siempre ha sido crecer en valores para el bienestar social y transmitir un bien cultural común. Y es tanto así que de un día para otro nos confinamos y las escuelas y universidades no pararon. El planteamiento era el mismo para todos: «no sabemos hasta cuándo», «quizás no sabemos cómo ni con qué herramientas pero vamos a intentarlo». Cada centro tomó el liderazgo decidiendo: en primer lugar, qué contenidos se trabajarían en esas primeras semanas; y, en segundo lugar: las vías de comunicación y de gestión del proceso de enseñanza-aprendizaje. Y es aquí donde se puso de relevancia la formación online y la escuela llegó a nuestras casas.

La formación online es sucesoria a la formación a distancia la cual ha tenido varias modalidades desde sus inicios: por correspondencia, por radio, por teléfono, por televisión y por internet (formación online). En estos días estamos viendo experiencias de cada tipo promovidas por las distintas voluntades profesionales e incluso mediáticas y políticas. Ahora bien:

 

¿Cómo gestionamos desde casa la formación online? Destacamos tres aspectos a tener en cuenta:

Primero: la comunicación con el centro. Los centros educativos tienen unas dinámicas de comunicación interna para los profesionales del mismo y otra externa para las familias y la comunidad educativa. Cada centro lo está adaptando al contexto de las familias en cuanto a i) cercanía que muestran en su relación educativa, ii) recursos ofrecidos por la escuela y iii) los disponibles en los hogares. Algunos padres nos cuentan que los profesores les llaman para saber cómo están y si han recibido las tareas. Sabemos que otros se comunican por correo electrónico, otros por plataformas de  gestión educativa como Clickedu, Alexia, Classlife… (de origen nacional). Para que la comunicación sea lo más sostenible para todos, es importante saber cómo el centro se está comunicando con las familias; qué tipo de contenidos se están informando por estos medios y de qué manera las familias se pueden comunicar con los distintos profesionales del centro.

Segundo: la identificación de los objetivos de aprendizaje y la revisión de actividades de aprendizaje que el centro solicita o recomienda. El profesorado ha estado revisando las competencias, objetivos y contenidos de aprendizaje del último trimestre, ahora virtual. En esta selección han teniendo en cuenta el factor emocional del momento, la disponibilidad de recursos y siguiendo las medidas que han ido recibiendo desde las instituciones. De nuevo, cada centro ha optado por distintas modalidades para comunicarlo a sus estudiantes: llamadas de teléfono, envío de tareas por e-mail, uso de plataformas y webinars. Es en estos momentos de incertidumbre y con ganas de seguir avanzando en que nos movemos entre la cotidianidad y lo nuevo.

 

Herramientas digitales que permiten la formación online

De entre las herramientas que nos son más conocidas por nuestro día a día y utilizadas en las escuelas son las ofrecidas por Google con su versión GSuite (Google Classroom, Drive, Sites…) y Microsoft Office 365 (Onedrive, Teams…). También utilizan otras que nos han sido partícipes en reuniones familiares como Kahoot o Genially por la posibilidad de crear juegos como el Trivial.

Al hablar de plataformas para procesos de aprendizaje hay que considerar la tipología y funcionalidades de cada una. En primer lugar, hay que diferenciar entre: Learning Management Systems (LMS), Content Management Systems (CMS) y herramientas de creación de objetos de aprendizaje.

 

Algunas plataformas para gestionar los procesos de aprendizaje:

  • Los LMS nos permiten tener funcionalidades propias para el aprendizaje como por ejemplo: ofrecer contenidos y actividades junto a una serie de herramientas para el seguimiento del aprendizaje y la propia evaluación. Este es el caso de Moodle, una de las plataformas más conocidas de software libre. Esta y otras herramientas cuentan con herramientas que permiten las analíticas de aprendizaje e incluso crear itinerarios de aprendizaje; esto es: obtener contenidos y actividades de aprendizaje según los resultados de evaluación e interacciones que haga cada estudiante con los recursos, factor que ayuda a acompañar y personalizar la formación.
  • Los CMS fueron los predecesores de los LMS pues nos permiten ofrecer contenidos de manera unidireccional y colaborativa como las páginas web de cada centro o los blogs estudiantiles creados con WordPress y Wix. Cuando estas se utilizan como herramienta para presentar una actividad de aprendizaje hay que tener en cuenta las funciones de privacidad y de autoría; sobre todo, si son producciones de estudiantes menores de edad, situación regida por autorizaciones legales.
  • Los objetos de aprendizaje son aquellos recursos que nos permiten aprender algún concepto o unidad didáctica. Suele ser un conjunto unido de presentaciones, cuestionarios y otras actividades de tendencia como los Scape Rooms. Gracias al avance de las web 2.0 y su facilidad de uso e interacción tenemos millares de herramientas. Entre ellas, destacamos Genially, herramienta siempre actualizada a los últimos estilos visuales y metodologías activas como la gamificación. Un ejemplo es el ofrecido por IGNITE ONLINE en sus clases de Maker y Coding con sus narrativas interactivas y gamificadas.

Herramientas que ayudan en la formación online.

Os invitamos a ver el chapter 3 de JOIN THE RESISTANCE! (ISP, 2020) elaborado con esta herramienta donde intercalamos otros recursos como Quizizz.

 

Inicio del episodio 3 “Robot Expedition” de Join the Resistance! y enlace a las actividades de comprensión, refuezo y retos (Ignite Serious Play, 2020)

Aprender jugando

Otro punto interesante de estos recursos es que se crean actividades individuales y grupales para jugar aprendiendo a la vez (en sincronía) y permitiendo el ritmo horario de cada uno (asincronía) e incluso con un horario programado. Además, muchas de estas herramientas se pueden integrar en las aulas virtuales de Moodle, Google Classroom y Edmodo, entre otras. Esto permite el seguimiento de los alumnos de cada grupo-clase de un modo más fácil para profesores y alumnado.

De entre lo cotidiando y lo nuevo también hemos nombrado los webinars. Cuantas veces hemos escuchado que nuestros pequeños y jóvenes se están formando en la cultura de la imagen pero ¡que tan pocas veces han formado parte de webinars grupales!

Incluso nuestros profesores, formados en gran parte para la presencialidad, están aprendiendo con la práctica a dinamizar clases virtuales (formación online), con nuevas herramientas y tipos de actividades. Muchos están descubriendo y desarrollando habilidades con los cuestionarios integrados, compartir presentaciones y pantalla, crear salas virtuales para pequeños grupos de trabajo,…  Algo que aún se mantiene gracias a plataformas como Blackboard Collaborate, Adobe Connect o Zoom es el ¡pedir la palabra levantando la mano!

 

También se aprende en grupo

Tercero: la ayuda y colaboración para completar y mejorar los logros. Se aprende jugando y haciendo. Y, también, se aprende con los demás: interaccionando, preguntando, escuchando y leyendo lo que dicen nuestros compañeros y profesores; Son varios los estudios y teorías que lo avalan. En días de confinamiento, aún más necesitamos de la ayuda de los demás, de sus aportes y de su “estar online”.

La resolución de dudas puede ser un primer acercamiento “al otro” y la excusa para poner el primer pie en lo que son las comunidades de aprendizaje. Si tenemos la oportunidad de contar con espacios grupales para compartir con nuestros compañeros, nos sentimos parte de algo más, con un objetivo de aprendizaje común. En IGNITE ONLINE también se potencia la identidad de Makers y Coders con el espacio compartido en Circuit. Este es un espacio donde no solo comparten con sus compañeros de clase sino con el de otros centros ¡incluso de otros lugares del mundo!

En estos espacios no solo disfrutan los alumnos sino los mismos profesores viendo como se comprometen y crecen con sus creaciones STEAM.

Estos tres elementos son los principales para que las familias conozcan qué es clave tener en cuenta para seguir los procesos de aprendizaje en línea. Si hablamos de formación online, los centros escolares deben incluir otros muchos aspectos. Uno de ellos son los términos legales de la privacidad y autoría de los recursos que elaboran los alumnos; también la la privacidad de la imagen y audio de los alumnos; y, por supuesto: tener al día las autorizaciones de uso de estas herramientas. Todo ello, lleva para otro post aparte (¡!)

 

Metodologías y fundamento pedagógico también en la formación online de IGNITE Online

En IGNITE ONLINE nos gusta que nuestros Makers y Coders aprendan haciendo, jugando y creando, ya lo dice nuestro lema: LET’S PLAY, LET’S CREATE, LET’S IGNITE! A nuestros pequeños emprendedores siempre les ofrecemos metodologías de aprendizaje de tendencia desde el fundamento pedagógico y creadas con nuestro equipo de profesionales y colaboradores.

Nuestras metodologías estrellas y que recomendamos para llevar la formación online a otro nivel en días de confinamiento son la gamificación y el aprendizaje basado en retos. Si bien siempre las hemos utilizado en las clases presenciales ahora sacamos provecho de los recursos en línea para continuar con ellas.

Otra metodología que se escucha en el último lustro es el Flipped Learning, quien la conoce bien sabe que se centra una parte autónoma para trabajar los contenidos y en la presencialidad para trabajar en grupo. Gracias a las múltiples herramientas hoy en día la hemos reconvertido a la virtualidad con una buena planificación de webinars (con distintos objetivos), plataformas y tipos de actividades.

De nuevo en IGNITE Online, nuestros Makers cuentan con actividades para que puedan comprender y avanzar por su cuenta, webinars para compartir dudas y webinars y espacio online para aplicar los aprendizajes con actividades grupales (¡siempre mucho mejor!)

 

Sigamos educando con la formación online

Volvamos a que las finalidades educativas históricamente se han marcado por el desarrollo personal y social y en las casuísticas de los tiempos. En estos días lo más importante es tener en mente cuáles son nuestras prioridades, llevar la situación con calma y sosiego. También hay que llevar la situación con calma y sosiego y, ante todo, saber que con la colaboración y el empeño de todos es posible seguir aprendiendo para el mundo presente y futuro.

Seguiremos dándoles herramientas propias de su espíritu Maker y que favorezcan sus competencias creativas, de liderazgo y colaborativas. De este modo haremos del confinamiento y de la formación online un contexto en el que se siga aprendiendo, formando y avanzando con criterio y expectativa de futuro. Porque, como nos decía el conocido Jean Piaget (1896 – 1980):

 

La meta principal de la educación es crear hombres que sean capaces de hacer cosas nuevas no simplemente de repetir lo que otras generaciones han hecho; hombres que sean creativos, inventores y descubridores. La segunda meta de la educación es la de formar mentes que sean críticas, que puedan verificar y no aceptar todo lo que se les ofrece.

 

Cristina Galván
Escrito por Cristina Galván

Directora Pedagógica de IGNITE Serious Play y docente en la Universitat de Barcelona. PhD en Educación y Sociedad, especialidad Aprendizaje en Entornos Digitales. Áreas de especialización: educación, innovación docente, e-learning

¿Te ha gustado? ¿Lo compartes?
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by